Cómo Guam, la isla amenazada por Corea del Norte, acabó siendo territorio de EE.UU.

12.8.17 0 Comentarios A+ a-

Reuters
Guam, una isla en el océano Pacífico de apenas 541 kilómetros cuadrados, se encuentra en el centro de la escalada retórica que enfrenta a Estados Unidos con Corea del Norte. En el cruce de comentarios, Donald Trump advirtió que Estados Unidos respondería con "fuego y furia" a una amenaza de Corea del Norte.


Por su parte, la agencia de noticias de Corea del Norte, KCNA, informó que las fuerzas militares del país "examinan el plan operativo para hacer un fuego envolvente en las áreas alrededor de Guam", lo que incluiría el lanzamiento de misiles Hwasong-12 de medio a largo alcance.

Posteriormente Trump dijo que su comentario de "fuego y furia" no era exagerado y que "Corea del Norte debería estar muy, muy nerviosa si le hace algo a Estados Unidos".

Y es que Guam no es una isla cualquiera de la Micronesia.

Se trata de un territorio "no incorporado" de EE.UU., lo que para Naciones Unidas es un territorio "no autónomo" y que algunos directamente consideran una colonia.

Las personas nacidas en Guam son ciudadanos estadounidenses, pero no poseen todos los derechos. Por ejemplo, no votan en las elecciones nacionales.

Los guameños, en cambio, sí votan en las internas de los partidos y eligen al gobernador, que actualmente es el republicano Eddie Baza Calvo. Pero, ¿cómo esta isla de 160.000 habitantes ubicada entre Filipinas y Hawái acabó siendo territorio de EE.UU.?


Seguir leyendo en El Comercio