Empresario árabe cumple promesa y regresa para construir la casa de Víctor

3.6.19 0 Comentarios A+ a-


Cumplió su promesa. El empresario árabe Yaqoob Yusuf Ahmed Mubarak, retornó al distrito de Moche, en la ciudad de Trujillo, para implementar el aula de cómputo del colegio Ramiro Ñique, plantel donde estudia el pequeño Víctor Martín, quien se hizo conocido al hacer sus tareas bajo la luz de un poste. 

A su llegada, el alcalde del distrito de Moche, César Fernández Bazán, y los pobladores de este tradicional pueblo recibieron al filántropo y a su socio mexicano, Gilberto Rosas. Yaqoob participó de la ceremonia de izamiento en la Plaza Mayor junto a Víctor Martín y su compañero Alvaro. 
Al tomar la palabra, el empresario árabe recordó que tenían pensado retornar en diciembre para visitar a Víctor y cumplir con las promesas ofrecidas; sin embargo, a solo unos días de retornar a México Yaqoob Yusuf Ahmed Mubarak agilizó todo los trámites para la construcción de la casa de Víctor y de su colegio.
"Conocí a mi pequeño héroe, a Víctor, él me hizo sentir muy orgulloso porque este niño sera una historia de éxito para todos los niños en el mundo (...) Cuando estuvimos aquí planeábamos ir a Machu Picchu, pero luego de visitar a la gente de Moche, después de haberlos conocido a todos ustedes, estábamos sentados a un lado de la losa deportiva y le dije a Gilberto que éste es mi Machu Picchu y ahora Moche es más famoso en Bahrein que Machu Picchu", expresó entre risas. 
El empresario filántropo llegó con el primer lote de 15 computadoras para el colegio Ramiro Ñique y frente a toda la comunidad mochera firmó el contrato con la empresa que se encargará de la implementación del aula de cómputo que llevará el nombre de Víctor; así como de la instalación del sistema de videovigilancia del plantel. 
Yaqoob también vino acompañado de la representante de una empresa constructora, la cual se encargará de construir la casa de dos pisos de manera inmediata. 
Al tomar la palabra, Víctor Martín le agradeció al empresario árabe por su noble gesto, su amigo Alvaro, también se dirigió al filántropo,quien le regaló una moderna silla de ruedas. 
"Quiero agradecerte por todo lo que haces por nosotros, por Álvaro que es uno de nuestros hermanos y lo ayudas, muchísimas gracias", señaló Víctor. 
"Gracias a Dios que puso en el camino a una gran persona, de gran corazón, para poder apoyarme y apoyar a nuestro pueblo de Moche. Que Dios lo colme de bendiciones y que siempre lo tendré en mi corazón hasta el último día de mi vida", dijo Alvaro. 
Gilberto Rosas comentó que esta semana tenían planificado visitar otro país pero debido a que el joven empresario extrañaba a Víctor y a la deliciosa comida peruana, adelantaron su retorno para cumplir con sus promesas. 
Dijeron que en diciembre regresarán al país para participar de la fiesta de promoción de Víctor, ya que Yaqoob y Gilberto fueron nombrados padrinos de la promoción. 
Fuente: El Correo